Ozono News

Desinfeccion con Ozono

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

El ozono es un gas incoloro con un olor característico que no puede ser almacenado ni transportado. Se compone de una molécula de oxígeno con tres átomos, que surge al disociarse los dos átomos que componen al oxígeno. Cada átomo de oxígeno se une a otra molécula de oxígeno gaseoso, dando lugar a la aparición de moléculas de ozono (O3). El átomo extra del ozono es un radical suelto que reacciona con compuestos orgánicos volátiles, neutraliza los olores y ciertos gases y luego se revierte a oxígeno nuevamente. Destruye los microorganismos y no reduce el flujo de aire.

Se puede producir artificialmente, pero hay que hacerlo en el lugar donde vaya a ser

utilizado para que sea eficaz. Al ser una molécula inestable y descomponerse de nuevo en oxígeno, se precisa de los generadores de ozono, que a partir del oxígeno del aire generan una alta tensión eléctrica que separa los átomos de oxígeno para que puedan reaccionar con otras moléculas, dando lugar al ozono. Es similar a la energía del rayo que lo produce naturalmente. El ozono residual que no ha reaccionado (el que reacciona se consume) se descompone en oxígeno, por lo que no deja ningún tipo de residuo.

El ozono es un oxidante muy fuerte y literalmente destruye las moléculas de sustancias orgánicas tales como bacterias y mohos, esterilizando el aire y eliminando los olores y gases tóxicos. Ha sido utilizado por la industria durante muchos años y en diferentes aplicaciones tales como el control de olores, la purificación del agua y como desinfectante.

De ahí que, en esta crisis sanitaria, se esté recurriendo cada vez más al ozono como desinfectante. No hay datos aún que certifiquen que elimina el Covid-19, pero sí sabemos que el ozono penetra en la membrana celular y que los coronavirus son sensibles a los agentes oxidantes y, por lo tanto, podemos afirmar que, con las evidencias científicas disponibles hasta la fecha, se va a dañar el virus y va a quedar destruido. De esta forma, se puede disminuir la carga vírica y evitar su propagación.

A su propiedad desinfectante, rápida eficacia e inversión asequible (una vez adquirida, solo requiere de revisiones de mantenimiento) hay que sumar una de las ventajas que lo hacen tan demandado ahora: es un gas y como tal llega a todos los rincones con total garantía de desinfección, incluidas grietas, accesorios y telas, muy al contrario de cuando se limpian las superficies con una bayeta o rociando productos químicos y puede quedar algún espacio sin ser tratado.

El ozono podría usarse en el tratamiento de COVID-19 en dos categorías:

 

1) Desinfección:

a) Ambientes contaminados (hospitales, transporte, vehículos, todas las superficies donde el virus pudo haber sido depositado, etc.);

b) En soluciones acuosas como desinfecciones de agua potable, tratamiento

de aguas residuales, instalaciones de lavandería y procesamiento de

alimentos.

 

2) Posible aplicación sistémica como medicina complementaria para:

a) Mejorar el estado de salud de los pacientes y reducir la carga viral.

b) Reducir la incidencia de neumonía asociada al virus en pacientes conectados a ventilación mecánica.

Contacta con nuestro departamento de ventas y un equipo de profesionales, te atenderán y ofrecerán la solución en arcos de ozono para tu negocio de Hostelería, tienda de ropa, calzado, peluquería o cualquier negocio que desee esas libre de peligro, te atenderemos en el email:

ozono@dreamsgroup-spain.com