Ozono News

El ozono como desinfectante

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

El ozono, formado por tres átomos de oxígeno, es uno de los más potentes oxidantes

 

que se conocen, por lo que es capaz de eliminar, no sólo virus, sino también un amplísimo rango de otros microorganismos contaminantes presentes en el aire, sin olvidar su efecto desodorizante, eliminando el problema que conlleva los olores desagradables y su aparición.

El ozono no tiene límites en el número y especies de microorganismos que puede eliminar, dado que actúa sobre estos a varios niveles.

 

Su principal modo de acción es la oxidación directa de la pared celular, que provoca la rotura de dicha pared y la posterior inactivación del microorganismo. Asimismo, la producción de radicales hidroxilo como consecuencia de la desintegración del ozono en el agua, provoca un efecto similar al expuesto.

 

Además, el ozono también causa daños a los constituyentes de los ácidos nucleicos (ADN y ARN), provocando la ruptura de enlaces carbono-nitrógeno, lo que da lugar a una despolimerización, de especial interés en el caso de desactivación de todo tipo de virus.

 

Los microorganismos, por tanto, no son capaces de desarrollar inmunidad al ozono como hacen frente a otros compuestos.

 

El ozono es eficaz, pues, en la eliminación de todo tipo de bacterias, virus, protozoos, nemátodos, hongos, agregados celulares, esporas y quistes, actuando a menor concentración y con menor tiempo de contacto que otros desinfectantes.

 

Según la OMS, el ozono es el desinfectante más potente contra todo tipo den microorganismos.

 

En el documento de la OMS al que nos referimos, se detalla que, con concentraciones de ozono de 0,1-0,2 mg/L.min, se consigue una inactivación del 99% de rotavirus y poliovirus, entre otros patógenos estudiados, pertenecientes al mismo Grupo IV de los Coronavirus.

 

El amplio espectro de acción del ozono como desinfectante resulta de especial relevancia en el caso que nos ocupa, ya que los virus transmisores de enfermedades víricas más o menos graves pueden transferirse desde un hospedador humano o en el aire de las instalaciones a superficies, de donde no son eliminados con los tratamientos convencionales de desinfección.

 

No hay que olvidar que, tanto virus como hongos y bacterias, incluidas las cepas resistentes a los antibióticos, por su naturaleza, fuera del hospedador son muy vulnerables, y eliminarlas es relativamente sencillo mediante tratamientos de desinfección con ozono, capaz incluso de eliminar sus esporas.

 

Además, el ozono tiene la versatilidad de poder utilizarse disuelto en agua (agua ozonizada) o en forma gaseosa en ambientes donde no es posible utilizar agua ozonizada para la desinfección.

 

Contacta con nuestra cuenta de email y un equipo de profesionales, te atenderán para satisfacer tus necesidades: ozono@dreamsgroup-spain.com