Ozono News

El ozono es el desinfectante más potente según la OMS

El ozono es según la OMS, el mejor desinfectante para la eliminación de microorganismos de modo que es tal vez la mejor "arma" desifenctante para luchar contra el coronavirus.

Menos conocida es su eficacia como biocida (eliminación de organismos vivos) debido a su poder oxidante y por ser muy reactivo con proteínas, lípidos, membranas biológicas y, en general, con materia orgánica. «Si lo comparamos con otros productos oxidantes es más potente que el cloro, que es un desinfectante tradicional, y la propia agua oxigenada», asegura o Ángeles Blanco, catedrática de Ingeniería Química y Materiales de la Universidad Complutense y miembro de la Asociación Nacional de Químicos e Ingenieros Químicos de España  (ANQUE).

Esas potentes propiedades lo han convertido tradicionalmente en una herramienta eficaz para el tratamiento y purificación de aguas, en electromedicina (ozonoterapia) y, sobre todo, en la eliminación de malos olores, higienización y desinfección de aire. 

Según la OMS, el ozono es el desinfectante más potente contra todo tipo de microorganismos

 (https://www.who.int/water_sanitation_health/dwq/S04.pdf).   

 «El ozono destruye numerosos virus, bacterias y hongos, y es muy eficaz contra la familia de coronavirus. Hay estudios que demuestran que elimina más del 99% de los virus en segundos. Sabemos que el ozono penetra en la membrana celular y que los coronavirus son sensibles a los agentes oxidantes y, por lo tanto, podemos suponer con las evidencias científicas disponibles hasta la fecha, que se va a dañar el virus y va a quedar destruido. De esta forma, se puede disminuir la carga vírica y evitar su propagación», explica Blanco.

Se trata de una sustancia incolora, inodora (solo en grandes concentraciones podría presentar un color azulado y desprender un olor a marisco en descomposición), que  no  puede ser  almacenada  ni  transportada. Se  puede producir artificialmente, pero hay que hacerlo en el lugar donde vaya a ser utilizado para que sea eficaz. «Al ser inestable y descomponerse, la vida media en el aire, en el interior de una habitación es de seis a diez minutos aproximadamente», apunta Blanco. Precisa  de  unas  máquinas,  «Son generadores de ozono, que a partir del oxígeno del aire generan una alta tensión eléctrica que separa los átomos de oxígeno para que puedan reaccionar con otras moléculas y dé lugar al ozono. Es similar a la energía del rayo que lo produce naturalmente», explica la catedrática.

Su uso es sencillo «Con  segundos sería suficiente para eliminar un virus. Pasados minutos, el ozono residual que no ha reaccionado (el que reacciona se consume) se descompone», precisa.

A su propiedad desinfectante, rápida eficacia e inversión asequible (una vez adquirida, solo requiere de revisiones de mantenimiento) hay que sumar una de las ventajas que lo hacen tan demandado ahora: es un gas y como tal llega a todos los rincones con total garantía de desinfección, «muy al contrario de cuando se limpian las superficies con una bayeta y puede quedar algún espacio sin ser tratado», desliza Blanco.

Según este especialista , los riesgos del ozono para la salud dependen de la concentración y el tiempo de exposición. «Una directiva de 2008 de la UE limita las concentraciones: no se podría estar expuesto a más de 0,2 miligramos de ozono por metro cúbico en ocho horas», concluye Blanco.

 

¿Por qué el Ozono es el mejor desinfectante contra el coronavirus?

La función biocida del ozono es quizás menos conocida, pero lo cierto es que en estos días, nos puede servir para que los ambientes sean saludables y seguros si lo utilizamos como gas desinfectante a través de un tratamiento llamado «Ozonización«.

El ozono, gracias a su poder de desinfección / esterilización, puede desinfectar ambientes pequeños, medianos y grandes, automóviles y camiones, hoteles, oficinas, hospitales, apartamentos y cualquier otro entorno con la máxima eficiencia. El ozono tiene el poder de desinfectar superficies, objetos, equipos, asientos y telas y ya en 2003, cuando se desarrolló el virus del Sars, el ozono fue una de las soluciones más populares para erradicar la enfermedad. En el sector sanitario, el ozono se utiliza para desinfectar todo tipo de vehículos médicos, como ambulancias de rescate, ambulancias de transporte, así como vehículos médicos.

A todo esto se le suma además la declaración de la OMS de que el ozono es el desinfectante más potente contra todo tipo de microorganismos, de manera que se erige como la solución precisa para desinfectar cualquier espacio y de este modo prevenir el contagio de Covid-19.

En el caso de elegir el ozono para desinfectar espacio y entornos, se deben utilizar máquinas especiales que con son generadores de ozono, pueden erradicar cualquier bacteria o virus en entornos de hasta 15,000 metros cuadrados.

 

Susana Zamora-